El nido vacío

Processed with VSCO with f2 preset

Cuando tenemos hijos, muchas veces no somos conscientes de que llegados a una edad debemos dejarlos partir, y eso no implica que esa estrecha relación que tenemos con ellos se vaya a terminar, ni mucho menos, solamente la viviremos de forma distinta.

Debemos estar sólo un paso atrás, porque ellos comienzan su vida valientes y dispuestos a saborear con valentía todo lo que con tanta inquietud han esperado para su independencia.

Los que como yo tenéis hijos adolescentes, estaréis a punto de vivir esta situación, y os digo por experiencia propia, que se puede sobrevivir.

Evidentemente, los primeros días de su emoción y aventura, para los padres se transforma en tristeza y vacío, pero pasados unos días, debemos reorganizarnos y procurar alcanzar de nuevo la estabilidad en nuestros hogares, simplemente es un nuevo concepto de vida, y os aseguro que si os planificáis bien, se presentan un montón de oportunidades como

✅ el aumento de espacio y tiempo

✅ potenciar las relaciones de pareja y con los amigos (que a veces tenemos un poco descuidadas)

✅ retomar actividades que hacías anteriormente y que seguramente dejaste de hacerla al convertirte en madre o padre…

Y sobretodo, disfruta sabiendo que su camino empieza con la misma ilusión que la comenzaste tú cuando eras como ellos ( y no hace tanto tiempo de eso 😉)