Cada oveja con su pareja

collage extremo

Todos estamos de acuerdo con que el orden nos da paz, pero hay veces en que va más allá .

Cuando convertimos las tareas en obsesión como limpiar nuestra casa varias veces al día durante horas y no dejamos que nadie nos ayude porque creemos que nunca lo van a hacer igual que nosotros, nos molesta que nos muevan un milímetro las cosas de sitio, nos irrita ver una mota de polvo…, algo empieza a ir mal.

Normalmente el los blogs de orden se suele tratar el tema contrario, es decir, la acumulación, el desorden, la suciedad, pero también forma parte de los organizadores profesionales ayudar a las personas que padecen TOC ( Trastorno Obsesivo Compulsivo), porque, aunque si bien es cierto que se necesita ayuda profesional  (médica), forma parte de un desorden y ahí entramos nosotros.

El orden no sigue un patrón determinado, nadie nos puede asegurar cómo la organización  perfecta de una habitación o de una despensa. En el orden solemos regirnos por “cada oveja con su pareja”, es decir por categorías, pero si aparece el temido TOC, debemos ser un poco más flexibles e ir poco a poco viendo que si el rebaño se descoloca, no pasa nada, se puede seguir viviendo.

Todos somos diferentes y tenemos distintas prioridades, por eso con pautas, consejos y ejercicios podemos ayudarte a volver a tener un orden sin “excesos

“Es difícil el equilibrio entre el caos y el exceso de orden”

                                   Albert Jaquard